Post 13

img-art

En mi día a día me paro pocas veces a pensar en profundidad, la mayor parte del tiempo voy haciendo y deshaciendo. Cuando sucede algo que me obliga a parar, me concedo unos minutos para reflexionar y observar mi vida en perspectiva, y es entonces cuando todo cobra sentido. Aquella imagen de un ser perdido en la inmensidad de un universo que parece no tener límites, se revela ahora como una historia en la que todo encaja a la perfección porque escogí un propósito e ideé un plan para alcanzarlo…, y lo hice sin apenas darme cuenta, mientras respiraba e iba haciendo y deshaciendo en mi día a día.

Compartir